Erickvaldo aún tras las rejas cumplió su meta de graduarse

Erickvaldo
Cortesía: @Uladdhh

Mérida| Erickvaldo José Márquez Moreno un estudiante de la Universidad de Los Andes (ULA). defendió su trabajo especial de grado desde prisión.

El 24 de marzo el joven presentó su tesis, para optar al título de licenciado en Educación mención Educación Física, Deportes y Recreación.

Erickvaldo está privado de libertad desde el 13 de septiembre de 2017, acusado del presunto asesinato de un funcionario de la Gobernación de Mérida, cometido el 24 de abril de 2017.

Al acto acudieron familiares de Márquez, autoridades universitarias, representantes estudiantiles y el jurado evaluador de la defensa de la tesis.

Quienes decidieron por unanimidad calificar el trabajo con 20 puntos y mención publicación titulado “Programa de Actividades Físico Recreativas para Privados de Libertad”.

Mery López de Cordero, decana de la Facultad, expresó al Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) sus apreciaciones sobre este acto sin precedentes.

“Es admirable y una muestra de resiliencia la que ha demostrado Erickvaldo Márquez al hacer y defender su Memoria de Grado privado de libertad».

«Este joven, pese a la injusticia que han cometido en su contra, aporta una propuesta para mejorar las condiciones de los privados de libertad.”, dijo la decana.

Caso de Erickvaldo José Márquez Moreno

El 15 de diciembre del 2020 luego de la audiencia final sobre el caso, el juez le dictó libertad plena, al no hallar ninguna prueba del delito que se le imputa.

Sin embargo, la Fiscal Cuarta del Ministerio Público de Mérida, Lupe Fernández, impidió que saliera en libertad al ejercer un efecto suspensivo de la sentencia.

Desde diciembre del 2020 hasta entonces, el joven sigue preso, su excarcelación depende de lo que decida la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal.

Entes como el Observatorio de Derechos Humanos (ODH), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU.

Tildan este hecho como una detención arbitraria.

A Márquez lo detuvieron el 12 de septiembre de 2017, 5 meses después del crimen, sin ninguna prueba en su contra.

Luego, la audiencia preliminar se realizó el 21 de agosto de 2018, más de 19 meses después de presentada la acusación.

Además, las audiencias de juicio fueron diferidas en 10 oportunidades, y las preliminares en 6.

El ODH-ULA lamenta la injusticia que se comete contra este estudiante, cuya inocencia fue incluso dictaminada por el propio juez de juicio.

24noticiasdigital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here