CRÓNICAS DE GUARIBE/ Ubaldo Antonio Cedeño Moreno

10

Crónica Guaribe

San José de Guaribe.- Ubaldo Antonio Cedeño Moreno, nació el 25 de mayo de 1945, en el caserío Los Cantiles jurisdicción del municipio San José de Guaribe, Estado Guárico, hijo de Martina Moreno y Bruno Richard Antonio Calcurian Cedeño Coropa, sexto hijo de siete hermanos.

Está casado desde hace 48 años con la señora Martina Cunemo, es padre de 8 hijos, 4 hembras y 4 varones, de los cuales 6 son del matrimonio y 2 hijos que tuvo fuera del mismo.

Cursó estudios primarios siendo un adolescente en la Escuela Monseñor Crespo (1ro a 6to), al decidir iniciarse en el campo laboral, lo hizo como agricultor al lado de su padre, luego sale a trabajar fuera de su hogar con el señor Magín Rojas, desempeñándose como vaquero por un lapso de dos años, luego con este mismo oficio, trabajó con el señor Rafael Esteban Rojas por un lapso de 16 años en el sector Guaribito, Finca Guaribito.

Cultivó el arte del canto de ordeño, el cual practicaba e improvisaba en la faena del trabajo diario, así como también el canto del cabrestero, el cual era improvisado mientras que sus compañeros de faena trasladaban el ganado de un sitio para otro, duro trabajo que a veces se llevaba 3 y 4 días. El señor Ubaldo Cedeño conjuntamente con su esposa, les ha trasmitido a sus hijos, nietos y bisnietos valores morales, saberes culturales y creencias religiosas con sabiduría, humildad y mucho amor y este último es el más fuerte porque es el que los ha mantenido unidos como familia en los buenos y malos momentos por los que atraviesa cualquier familia.

Ubaldo Cedeño es un hombre de buen porte, elegante, de buen carácter y fluida conversación, muy comedido al hablar, cariño y muy familiar. Además de  haber dedicado gran parte de su vida a la práctica de los cantos de arreo, de ordeño y de cabrestero, también es cantador de fulías en honor a la Cruz de Mayo, actividad que hace con mucha devoción y seriedad.

Es importante destacar que Ubaldo Cedeño es un extraordinario bailador de joropo yabajero, tiene una elegancia y un estilo único, en donde en todo momento mantiene la galanura. Dentro de las características principales al bailar, se destaca un estilo valsiaito que tan solo él lo sabe hacer, jamás pierde la cualidad que lo identifica, acompañada de ese sombrero que muy bien sabe lucir cuando está en celebración. Todo esto lo ha hecho merecedor de haber sido declarado Patrimonio Cultural viviente por el Ateneo de Guaribe, en el año 2012, en donde se le rindió un merecido homenaje al lado de otros cultores.

Este es un aporte de la cronista oficial de San José de Guaribe, Soraya González 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí